Utilizando los recursos que nos brinda la hipnosis, en la BANDA GASTRICA VIRTUAL trabajamos sobre la fuente del problema, haciendo que disminuya drásticamente el deseo de comer, haciendo que nuestra mente (en donde está radicado verdaderamente el problema) se satisfaga con mucha menor cantidad de alimentos, tal y como sucedería si hubiéramos achicado el estómago a menos de la mitad de su volumen útil.

Enseñamos e implantamos nuevos hábitos de alimentación. Logramos alcanzar la saciedad, ese concepto que a los gordos nos suena casi misterioso: «¿Cómo puede ser que alguien diga que no a un plato de comida salvo que en el estómago no quepa más?»

Por primera vez en nuestras vidas comenzamos a sentirnos satisfechos con cantidades mucho menores de alimento. De hecho, la cantidad total de comida con la que nos satisfacemos baja a menos de la mitad de las cantidades anteriores.

No hacemos más gruesos los barrotes de la celda, logramos que quien está dentro de la celda no se sienta preso y no esté pensando todo el día en escaparse. Y así como hay detenidos que «aprovechan» su paso por un penal para estudiar y se reciben de abogados o de alguna otra carrera, logramos que el gordo deje de pensar todo el día en la comida: Los obesos gastamos enormes cantidades de energía en luchar contra la comida, nos pasamos pensando en qué comemos, qué no comemos, cuando, donde, de qué manera. Dejar de pensar todo el día en ese tema nos libera grandes cantidades de energía que nos quedan disponibles para otras actividades: para el estudio, para el trabajo, el amor, la diversión.

Usamos la hipnosis para implantar en el inconsciente consignas de salud, de cómo alimentarnos, de cual es el lugar que la comida debe ocupar en nuestras vidas. Además entregamos grabaciones de rehipnosis para ser escuchadas diariamente, donde mediante la utilización práctica de la reprogramación subliminal esas consignas se inscriben en lo profundo del inconsciente y de esa manera logramos que el efecto se incremente con el paso de los días en lugar de disminuir.